Tercer Día de la Novena

tercer-dia-de-la-novena

Oración para Empezar la Novena: Tercer Día

Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes en vuestros hijo la prenda de vuestro amor, para que hecho hombre en las entrañas de una Virgen naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio;

Yo, en nombre de todos los mortales, os doy infinitas gracias por tan soberano beneficio. En retorno de él os ofrezco la humildad, la pobreza y demás virtudes de vuestro hijo humanado, suplicando por sus divinos méritos, por las incomodidades en que nació y por las tierna lagrimas que derramo en el pesebre, que dispongáis de nuestros corazones con humildad profunda, con amor encendido, con tal desprecio de todo terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna y amor eternamente.

Amén. (Se reza 3 veces el Gloria al Padre.)

Oración a la Santísima Virgen María (Tercer Día de la novena)

oracion-a-la-virgen

Soberana María que por vuestras grandes virtudes y especialmente por vuestra humildad, merecisteis que todo un Dios os escogiese por madre suya, os suplico que vos misma preparéis y dispongáis de mi alma y la de todos los y la de todos los que en este tiempo hiciesen esta novena, para el nacimiento espiritual de vuestro adorado hijo.¡Oh dulcisima madre!, comunicadme algo del profundo recogimiento y divina ternura con que lo guardasteis voz, para que nos hagáis menos indignos de verle, adorarle y amarle por toda la eternidad.

Amén (Reza 3 veces el Avemaría).

Oración a San José (Tercer Día de la novena)

oracion-a-san-jose

¡Oh santísimo José, esposo de María y padre adoptivo de Jesús! Infinitas gracias doy a Dios porque os escogió para tan soberanos misterios y os adorno con todos los dones proporcionados a tan excelente grandeza.

Os ruego, por el amo que tuvisteis al Divino Niño, me abracéis en fervorosos deseos de verle y recibirle sacramentalmente, mientras en su divina esencia le veo y le gozo en el cielo.

Amen (Reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria).

Meditación del Día (Tercer Día de la novena)

Tercer día dedica al respeto.

Una cualidad del amor que nos mueve a aceptar a los otros tal como son.

Gracias al respeto valoramos la gran dignidad de toda personas humana hecha a imagen y semejanza de Dios, aunque esa persona este equivocada.

El respeto es fuente de armonía porque nos anima a valorar las diferencia, como lo hace un pintos con los colores o un músico con las notas y ritmos.

Un amor respetuoso nos impide juzgar a los demás, manipularlo o querer moldearlos a nuestro tamaño.

Siempre que pienso en el respeto veo a Jesús conversando amablemente con la mujer samaritana, tal como lo narra San Juan en el capítulo cuatro de su evangelio.

Es un diálogo sin reproches, sin condenas y en el que brilla la luz de una delicada tolerancia.

Jesús no aprueba que la mujer no conviva con su marido, pero en lugar de juzgarla la felicita por su sinceridad. Actúa como buen pastor y nos enseña a ser respetuoso si de verdad queremos entendernos con lo demás.

Oración Niño Jesús (Tercer Día de la novena)

oracion-al-niño-jesus

Acordaos,¡Oh dulcísimo niño Jesús!, que dijisteis a la venerable Margarita del santísimo sacramento, y en persona suya a todos vuestros devotos, estas palabras tan consoladoras para nuestra pobre humanidad dolientes y agobiada: ”todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia y nada te sera negado”. Llenos de confianza en vos, ¡oh Jesús!, que sois la misma verdad, venimos a exponeros toda nuestra miseria. Ayúdanos a llevar una vida santa, para conseguir una eternidad bienaventurada.

concédenos por los méritos infinitos de vuestra infancia, la gracia de la cual necesitamos tanto. Nos entregamos a vos, ¡Oh niño omnipotente!, seguros de que no que dará frustrada nuestra esperanza, y de que en virtud de vuestra divina promesa, acogeréis y despachareis favorablemente nuestra suplica.

Amén.

Los Gozos navideños

Dulce, Jesus mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Oh sapiencia suma del Dios soberano, que a nivel de un niño te hayas rebajado. Oh divino infante, ven para enseñarnos la prudencia que hacer verdaderos sabios.

Dulce, Jesus mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Niño del pesebre, nuestro Dios y hermano, Tu sabes y entiendes del dolor humano; que cuando suframo dolores y angustias, siempre recordemos que nos has salvado.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Oh lumbre de oriente, sol de eternos rayos, que entre las tinieblas de tu esplendor veamos, Niño tan precioso, dicha del cristiano, luzca la sonrisa del tus dulces labios.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Rey de las naciones, Emmanuel preclaro, de Israel anhelo, pastor del rebaño, Niño que apacientas con suave cayado, ya la oveja arisca ya el cordero manso.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Abrase los cielos y llueva de lo alto bienhechor rocio, como riego santo. Ven hermoso niño, ven Dios humanad; luce hermosa estrella, brota flor del campo.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Tu te hiciste Niño en una familia llena de ternura y calor humano. Vivan los hogares aquí congregados, el gran compromiso del amor cristiano.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Del debil auxilio, del doliente amparo; consuelo del triste, luz de desterrado. Vida de mi vida, mi sueño adorado; mi constante amigo, mi divino hermano.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Ven antes mis ojos de ti enamorados, bese ya tus plantas, bese ya tus manos. Prosternado en tierra te tiendo los brazos y aun mas que mis frases te dice mi llanto.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Haz de nuestra patria una gran familia; siembra en nuestro suelo tu amor y tu paz. Danos fe en la vida, danos esperanza y un sincero amor que nos una cada vez más.

Dulce, Jesús mío, mi niño adorado. !Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Ven salvador nuestro por quien suspiramos.!Ven a nuestras almas¡ !Ven, no tardes tanto¡

Toda las novenas

noveno-dia-de-la-novena

Noveno Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Noveno Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes ...
Leer Más
octavo-dia-de-la-novena

Octavo Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Octavo Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes ...
Leer Más
septimo-dia-de-la-novena

Séptimo Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Séptimo Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes ...
Leer Más
quinto-dia-de-la-novena

Quinto Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Quinto Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes ...
Leer Más
sexto-dia-de-la-novena

Sexto Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Sexto Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes ...
Leer Más
cuarto-dia-de-la-novena

Cuarto Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Cuarto Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes ...
Leer Más
tercer-dia-de-la-novena

Tercer Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Tercer Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes en ...
Leer Más
segundo-dia-de-la-novena

Segundo Día de la Novena

Oración para Empezar la Novena: Segundo Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les distes en ...
Leer Más
primer-dia-de-la-novena

Primer Día de la Novena

Oración para todos los días de la Novena Primer Día Benignisimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los ...
Leer Más